Nuevos proyectos

 

El anuncio de la construcción de las nuevas fragatas F-110 ha conseguido que en el astillero de Ferrol soplen por fin vientos de optimismo.

En cuanto a los preparativos para la fabricación de las F-110, el director de Navantia en la ría, D. Jorge Filgueira explicó que se trata de un «proyecto a largo plazo», que todavía se encuentra en una fase de «planificación» y «diseño».

A pesar de que las obras iniciales de la primera fragata F-110 podrían arrancar ya en la primavera o verano del 2020, los talleres de Navantia Ferrol no estarán trabajando a pleno rendimiento en esta unidad hasta el 2021 o más probablemente el 2022.

A preguntas de los medios de comunicación, sobre la posible subactividad que se generaría en el astillero de Ferrol entre la finalización de los buques AOR para la Armada Australiana y el inicio de las F-110 para la Armada Española, D. Jorge Filgueira ha remarcado: “Estamos trabajando para tratar de compensar cualquier carencia de carga de trabajo en cualquier área con otros proyectos”.

D. Filgueira recalcó que la dirección de Navantia está trabajando muy duramente en el sector de la eólica marina y, a este respecto, señaló que se trata de un «mercado muy activo» en el que la empresa se está intentando posicionar con fuerza para lograr nuevos contratos.

Además, con respecto al proyecto para materializar la construcción de un dique seco cubierto, D. Jorge Filgueira ha trasladado que: “Unido a todo lo que tiene que ver con el proyecto del astillero 4.0, internamente, está la inciativa del dique seco, pero esun tema que todavía está en desarrollo e irá en paralelo con otros proyectos como son las fragaras F-110”.