Navantia firma con Defensa la orden de ejecución

 

 

Navantia y el Ministerio de Defensa firmaron ayer la orden de ejecución para la construcción de las cinco fragatas F-110 para la Armada española. De este modo, se daba cumplimiento al compromiso adquirido hace menos de un mes por la Ministra Margarira Robles.

Según la empresa pública, esta nueva generación de fragatas F-110 destaca por contar con un diseño español y un alto grado de soberanía industrial y tecnológico, ya que alrededor del 80% de las compras y suministros serán realizados a empresas españolas. Será el primer gran programa naval español desarrollado en el marco del Astillero 4.0, lo que implicará loas más avanzados sistemas de control y simulación integrados, con el gemelo digital, que se complementarán con un sistema nervioso de gestión y comunicación inteligente «sin cables». Además, serán los primeros buques de la flota en contar con un sistema integrado de ciberseguridad que los blinda ante las crecientes amenazas.

El diseño de esta nueva fragata incorporará notables avances a nivel tecnológico, como el nuevo mástil integrado configurado con diferentes soluciones de sensores y antenas, la incorporación de un espacio multi-misión que amplía las capacidades del buque en todos los segmentos de defensa y una nueva planta propulsora híbrida más eficiente y silenciosa. Además, integrará a bordo vehículos no tripulados y tendrá capacidad para la instalación futura de armas de energía dirigida. Las fragatas estarán equipadas con un sistema de combate español, Scomba, desarrollado por Navantia. Se trata de un sistema que actúa como el cerebro del buque e integra todos los sensores y armas de la fragata.