La eólica marina gallega se marca el reto de duplicar el empleo en 4 años

 

 

La eólica marina constituye uno de los principales sectores sobre los que han diversificado su actividad un gran número de empresas gallegas, sobre todo aquellas ligadas a la construcción naval. El foco de este negocio en la comunidad se encuentra en Fene, en el astillero de Navantia, que junto con Windar Renovables ha logrado ya siete contratos en este mercado, que ha generado ocupación y empleo.

Para abordar el futuro de este mercado se reunieron este miércoles en la sede en Ferrol de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime) integrantes del Galician Offshore Energy Group, que está formado por unas 40 empresas. Entre ellos, se encuentran Navantia, Windar, Iberdrola y Nervión Industries, además de organismos como las Autoridades Portuarias de Ferrol y A Coruña.

En la reunión, Asime puso de relieve que actualmente, la eólica marina gallega da empleo directo a más de 800 trabajadores, a los que hay que sumar otros 350 de forma indirecta.

Pero además, la hoja de ruta que se marcan las empresas del sector pasa por incrementar la presencia en los proyectos internacionales. En este sentido, los integrantes de este grupo de trabajo dieron luz verde al plan de actuaciones de promoción exterior a desarrollar en los próximos meses, que favorecerá la presencia en importantes mercados para este sector, como Taiwán, Hamburgo y Estados Unidos, entre otros.