El "Allure of the Seas": el nuevo desafío de Navantia tras el "Oasis"

 

 

Navantia se afianza en el sector de la reparación de cruceros de la mano de la Royal Caribbean. Tras el éxito de la reforma del Oasis of the Seas, el próximo desafío del astillero de Cádiz es la remodelación de su buque gemelo, el Allure of the Seas.

Bobby Brown, cruise director del Oasis of the Seas, incide en que “hay pocos astilleros en Europa capaces de asumir una obra de este tipo; para nosotros, los plazos son fundamentales y con Navantia estamos muy contentos”

Hasta cinco varadas de cruceros de Royal Caribbean están programadas en la Bahía de Cádiz para los próximos meses. Al Oasis of the Seas se ha sumado esta semana el Rhapsody of the Seas, que este domingo llegó al dique seco de Navantia Puerto Real para una varada de doce días. En este caso, el personal que estará trabajando en la remodelación es sensiblemente menor, con una media de 175 personas aunque podría alcanzarse una punta de 250 y unas 26.000 horas de trabajo, según fuentes de Navantia.

En enero llegará el Freedom of the Seas para someterse a operaciones de mantenimiento, y para el 12 de marzo llegará el Allure of the Seas, un viejo conocido pues ya pasó en 2015 por el dique seco de Navantia Cádiz. El Allure of the Seas se someterá a una operación similar a la del Oasis, por lo que permanecerá en el astillero casi dos meses.